viernes, 30 de noviembre de 2007

NAVIDAD


Cerca de las fiestas navideñas se respira un aire de armonía, todos con una sonrisa en el rostro reflejando el sentimiento q representa esta fecha.
Sales a la calle ves los niños pidiendo tal o cual juguete, los adornos colgados en las puertas, ventanas y fachadas, una algarabía plena.
Tu madre preocupada por la cena, los invitados, el nacimiento en otras palabras mas histérica de lo normal, tu viejo después de poner todo el día las benditas luces navideñas, empieza a quejarse de los achaques… el idiota de tu hermano esperando a papa Noel, las malditas tarjetas musicales con sus odiosas melodías, repitiéndose una y otra y otra vez, llega la víspera te levantas temprano, a envolver los regalos, cinta adhesiva por aquí, un lacito por allá y al final de la tarde tienes una montaña de obsequios para tus seres queridos, en papel de regalo te has consumido media hectárea de árboles, aparte de tu sueldo; te das cuenta q aun no esta la cena te pones a hornear el pavo, lechón, faisán, o lo q comas, sudas como cerdo en sauna, ahí metid@ en la cocina.
Llega la noche, los invitados desfilan uno a uno cada cual con su legión de criters, ves a tus sobrinos, ahijados, primos, y cuanto niño latoso puedas imaginar. Son las 12 oh hora del respectivo saludo hipocritón, (después va a decir q tu casa estaba de cabeza q el asado estaba muy seco, el pavo mal rellenado, los regalos son muy baratos, el árbol mal decorado, etc., etc.) Acompañado de un abrazo efusivo, repartes los presentes y ves como toda tu tarde se hace trozos como el papel q están rasgando y ensuciando tu casa q habías limpiado con 2 días de anticipación, llego el momento de despedirse las malditas tarjetas con sonido están en muere después de repetir la letanía; su batería se esta acabando, escuchas los alaridos de un villancico q no volverás a oír dentro de un año, ves q tu hogar se queda vació, y sucio, vas a la cocina ollas tiradas, platos q fregar, en el piso los restos del papel regalo, las luces navideñas causan un efecto de mareo en ti, quieres vomitar, no son ni las luces, menos el sonido ensordecedor de las tarjetas, son la media docena de botellas d champagne con las q has celebrado el nacimiento del niño Dios, estabas en medio de la sala repitiendo “Donde esta ese weon de Jesús, quiero saludarlo carajo su cumple y ese weon se esconde q venga a chupar con nosotros, salud por el hip!”(Así dices q eres católico, vas a tu misa de gallo el 23, para q te pegues una bomba el 25), y como castigo al levantarte comerás el eterno pavo q no podrás acabar… tendrás q limpiar toda tu casa las huellas enanas de tus sobrinos, primos y cuanto mocoso entro.
Subirás a la balanza y veras reflejado en ti el lechón de 5 kilos q has comido, abrirás tus obsequios y todos serán lo mismo, ropa interior…
A fin de mes tu consumo de energía subirá más de lo normal; Ves, se te olvido apagar las luces, o ¿querías q tu casa sea farol para papa Noel?, en el recibo de teléfono hay llamadas a Afganistán, Pekín, Alemania, ah olvide decirte ese día estabas generoso y habías brindado el teléfono a todos tus parientes… incluyendo a tu sobrino de 4 años, si a ese mismo q le prometías llevarlo a una casa de citas para su cumpleaños, como consuelo de haberle dicho q papa Noel no era de verdad, q era el vecino buscando una forma de salir del cuarto de su mama sin traumarlo.
Ves lo lindo q es la navidad, por eso comparte con tus seres queridos estas fechas pero asegúrate q no sea en tu casa… O sino…
Imaginas q alguien tenga q celebrar su cumpleaños ese día… ni sus viejos se acordaran de ese weon, después de haberle fastidiado a su madre una navidad haciéndola pasar en la sala de partos jajajajaja!! (¿Te dio risa? Es mi cumple oye infeliz…) ¬¬
Felices fiestas…

2 comentarios:

paul saldana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luiza dijo...

Hola, ja por eso yo ya casi no hago nada, como se atreven a ensuciar despues de los dos dias de trapear, encerar y sacar brillo, nonono.
Cdt chevere tu blog.
Paz y buen dia
Luiza